El Otoño en el Castillo del Buen Amor

Me encanta el otoño, me parece la estación más romántica del año!! Que empiece a hacer un poco de fresquito, que todo el paisaje empiece a cambiar lentamente, tardes soleadas con todos esos colores del campo y las luces del sol, reflejadas en los árboles y en el castillo, que te hipnotizan todo el tiempo!!

15255_10151139197612919_896308990_n13 - 21

13 - 613 - 11

Hojas rojas se mezclan con las verdes y las amarillas, las bellotas de las encinas van pasando poco a poco de verde a chocolate, los membrillos maduran, las calabazas están en su punto y las aceitunas listas para ser aliñadas!!

13 - 111113 - 5

Surgen divertidas actividades como irse de setas. Lo más divertido de esta actividad es claramente comérselas luego!! Lo malo es que como no conozco casi ninguna, acabamos comiendo setas de cardo durante una semana entera, para desayunar, comer, merendar y cenar… pero están muy ricas y las hemos cogido nosotros, por eso saben tan bien!

13 - 1213 - 22

Pero lo mejor, al menos para mi, es la vendimia y el cambio de color de las viñas!!! Este año, como aún son demasiado jóvenes, el viñedo del castillo sólo ha dado diez racimillos que, por supuesto estamos vinificando, dará para una copa y brindaré a vuestra salud!

13 - 4113 - 31

13 - 2313 - 13

Y qué bonito queda todo decorado de otoño!!

decodeco3

20131028_18211220131028_182100

Y por supuesto, amaneceres y atardeceres de película!

20131028_074429

HASTA LA PRÓXIMA SEMANA!!

Acerca de castillobuenamor

El Castillo del Buen Amor es un precioso hotel rodeado de jardines y viñedos ubicado a dos horas de Madrid. Una construcción del siglo XV que hace honor a su nombre en cada detalle, en cada estancia, en cada rincón. Habitaciones abovedadas, terrazas y torreones se convierten en el escenario ideal para una escapada en pareja donde la intimidad y el romanticismo están asegurados. Su restaurante, situado en las antiguas caballerizas, está completamente abovedado y cuenta con una cocina castellana elaborada y muy cuidada, en la que destacan los productos regionales. Pasear por los pasillos o por el patio gótico-renacentista, hará que te desplaces a otra época. Si lo prefieres, puedes optar por tomar una copita en sus lujosos salones, para un plan tranquilo, donde el silencio está garantizado. Su oferta de masajes y tratamientos hará que el descanso sea total.
Imagen | Esta entrada fue publicada en escapada romántica, jardín, naturaleza, otoño, viñedo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s